Somos el elogio de la sombra que dibuja diagonales en la serenidad de los claustros