Incluso en blanco y negro, Sevilla tiene un color especial - Fotomóvil ABC