Hay atardeceres que no necesitan filtros. - Fotomóvil ABC